Cortometraje. "Mafiosos".

jueves, octubre 31, 2013

Los abuelos de las caricaturas políticas. (Galeano-31 de octubre)

(Microrrelato perteneciente a "Los hijos de los días", de Eduardo Galeano.)
En el año 1517, el monje alemán Martín Lutero clavó sus palabras de desafío en la puerta de la iglesia del Castillo de Wittenberg.
Gracias a un invento llamado imprenta, esas palabras no se quedaron allí. Las tesis de Lutero llegaron a las calles y a las plazas y entraron en las casas, las tabernas y los templos de Alemania y más allá.
La fe protestante estaba naciendo. Lutero atacaba la ostentación y el despilfarro de la Iglesia de Roma, la venta de entradas al paraíso, la hipócrita soltería de los sacerdotes…
No solo por palabras se difundían estas herejías. También por imágenes, que llegaban a más gente, porque pocos sabían leer pero todos eran capaces de ver. Los grabados que ayudaron a difundir las protestas de Lutero, obras de Lucas Cranach, Hans Holbein y otros artistas, no eran muy amables, que digamos: el Papa aparecía como un monstruoso becerro de oro, o un burro enjoyado que caía de cabeza a las llamas del infierno.
Estos filosos instrumentos de propaganda religiosa, que tanto ayudaron a la difusión masiva de la rebelión luterana, fundaron, sin saberlo, las caricaturas políticas de nuestro tiempo.
BWAHAHAHAAAHA!

miércoles, octubre 30, 2013

¡Se vienen los marcianos! (Galeano-30 de octubre)

(Microrrelato perteneciente a "Los hijos de los días", de Eduardo Galeano.)
En 1938, aterrizaron las naves espaciales en las costas de los Estados Unidos, y los marcianos se lanzaron al ataque. Tenían tentáculos feroces, enormes ojos negros que arrojaban rayos ardientes, y una babeante boca en forma de V.
Muchos despavoridos ciudadanos salieron a las calles, envueltos en toallas mojadas para protegerse del gas venenoso que los marcianos emitían, y muchos más prefirieron encerrarse a trancas y retrancas, bien armados, en espera del combate final.
Orson Welles había inventado esta invasión extraterrestre, y la había transmitido por radio.
La invasión era mentira, pero el miedo era verdad.
Y el miedo continuó: los marcianos fueron rusos, coreanos, vietnamitas, cubanos, nicaragüenses, afganos, iraquíes, iraníes…
BWAHAHAHAAAHA!

viernes, octubre 25, 2013

Rebelión. (Baudelaire-Las Flores del Mal)

(Poema perteneciente a "Las Flores del Mal", de Charles Baudelaire.)

CVIII
La negación de San Pedro.

¿Qué hace Dios ante esa oleada de anatemas
Que todos los días asciende hasta sus queridos serafines?
Como un tirano harto de viandas y de vinos,
Se duerme al dul son de nuestras horribles blasfemias.

Los sollozos de los mártires y de los ajusticiados
Son sin duda una sinfonía embriagadora,
Ya que, a pesar de la sangre que cuesta su voluptuosidad,
¡los cielos no se han saciado aun!

-¡Ah!¡Jesús, recuerda el Huerto de los Olivos!
En tu simplicidad rezabas de rodillas
A aquel que en su cielo se reía del ruido de los clavos
Que en tus carnes clavaban los innobles verdugos,

Cuando viste escupir en tu divinidad
La chusma de guardias y cocineros,
Y cuando sentiste hundirse las espinas
En tu cráneo donde vivía la inmensa Humanidad;

Cuando el horrible peso de tu cuerpo quebrado
Alargaba tus brazos distendidos, y tu sangre
Y tu sudor corrían por tu pálida frente,
Cuando fuiste expuesto ante todos como un blanco,

¿pensabas en aquellos días tan brillantes y hermosos
En que viniste a cumplir la eterna promesa,
Cuando recorrías, montado en una mansa pollina.
Los caminos alfombrados de flores y de ramos,

Cuando con el corazón henchido de esperanza y valor,
Azotabas con fuerza a aquellos viles mercaderes,
En fin, cuando fuiste maestro? ¿Es que el remordimiento
No pasó tu costado mucho antes que la lanza?

-En cuanto a mi, saldré en verdad satisfecho
De un mundo en el que la acción no es hermana del sueño,
¡Ojalá pueda yo usar la espada y morir por la espada!

San Pedro renegó de Jesús… ¡Muy bien hecho!
BWAHAHAHAAAHA!

viernes, octubre 04, 2013

Dia de los animales. (Galeano-4 de octubre)

(Microrrelato perteneciente a "Los hijos de los días", de Eduardo Galeano.)
Hasta hace algún tiempo, muchos europeos sospechaban que los animales eran demonios disfrazados.
Las ejecuciones de los bichos endemoniados, por horca o por fuego, eran espectáculos públicos tan exitosos como la quemazón de las brujas amantes de Satán.
El 18 de abril de 1499, en la abadía francesa de Josafat, cerca de Chartres, un cerdo de tres meses de edad fue sometido a proceso criminal.
Como todos los cerdos, él no tenía alma ni razón, y había nacido para ser comido. Pero en lugar de comido, comió: fue acusado de haber almorzado a un niño.
La acusación no estaba fundada en ninguna evidencia. A falta de pruebas, el cerdito pasó a ser culpable cuando el fiscal, Jean Lavoisier, licenciado en Derecho, alcalde mayor del monasterio de Saint Martin de Laon, reveló que la devoración había ocurrido en Viernes Santo.
Entonces el juez dictó sentencia. Pena Capital.
BWAHAHAHAAAHA!