Cortometraje. "Mafiosos".

martes, enero 31, 2012

Diccionario del diablo - N / O (Bierce)

Nepotismo: s. Práctica que consiste en designar a la propia abuela para un cargo público, por el bien del partido.

Nihilista: s. Ruso que niega la existencia de todo, menos de Tolstoi. El jefe de la escuela es Tolstoi.

Olímpico: adj. Relativo a una montaña de Tesalia, en otra época habitada por los dioses, y ahora deposito de diarios amarillos, botellas de cerveza y destripadas latas de sardinas que atestiguan la presencia del turista y de su apetito.
BWAHAHAHAAAHA!

domingo, enero 29, 2012

Diccionario del diablo - M (Bierce)

Magia: s. Es el arte de convertir la superstición en moneda constante y sonantes. Hay otras tantas artes que sirven al mismo fin, pero el lexicógrafo discreto no las señala.

Majestad: s. Condición y titulo de rey, considerados con justo desprecio por los Muy Eminentes Grandes Maestros, Grandes Cancilleres, e Imperiales Potentados de las antiguas y honorables órdenes de la América republicana.

Mamón: s. Dios de la religión que prevalece en el mundo. Su principal templo se halla en la santa ciudad de Nueva York.

Maná: Alimento que milagrosamente fue dado a los israelitas en el desierto. Cuando dejaron de recibirlo, se afincaron y labraron la tierra, fertilizándola, por regla general, con los cadáveres de sus ocupantes primitivos.

Maniqueísmo: s. Antigua doctrina persa según la cual hay guerra incesante entre el bien y el mal. Cuando el bien abandonó la lucha, los persas se pasaron a la oposición triunfadora.

Mártir: s. Alguien que avanza hacia una deseada muerte siguiendo el camino del menor fastidio.

Masonería: s. Orden de ritual secreto, ceremonias grotescas y ropas extravagantes, a la que, tras su fundación por los artesanos de Londres bajo el reinado de Carlos II, han adherido los muertos de los siglos pasados, en continua regresión. En la actualidad abarca todas las generaciones del hombre, desde Adán hasta acá, y está reclutando distinguidos adeptos entre los habitantes precreacionales del Caos y del Vacío informe. La orden fue creada en diferentes épocas por Carlomagno, Julio César, Ciro, Salomón, Zoroastro, Confucio, Thotmés y Buda. Sus emblemas y símbolos se han encontrado en las catacumbas de París y Roma, en las piedras del Partenón y la Gran Muralla China, entre los templos de Karnak y Palmira, y en las pirámides egipcias. El descubridor fue siempre un masón.

Mausoleo: s. La última y más entretenida locura de los ricos.

Mesmerismo: s. Nombre que se le ha otorgado al hipnotismo antes que comenzara a vestir con elegancia, tuviera un carruaje e invitara a cenar a la incredulidad.

Milagro: s. Acaecimiento enigmático e insólito al mandato natural, como por ejemplo, ganar teniendo un póker de ases y un rey contra un póker de reyes y un as.

Milenio: s. Periodo de mil años a cuyo término y una vez que los reformistas estén todos adentro, se clavará la tapa.

Misericordia: s. Daga que en la guerra medieval utilizaba el militar para recordar a un caballero desmontado por su cabalgadura que él también era mortal.

Mitología: s. Conjunto de creencias de un pueblo primitivo, relativas a su origen, héroes y dioses. Por contrapartida a la historia verdadera que inventaron más tarde.

Momia: s. Egipcio antiguo, utilizado en otra época como medicina en todas las naciones cultivadas y que ahora suministra al arte un pigmento excelente. Asimismo resulta agradable mantenerla en los museos para satisfacer la vulgar curiosidad que diferencia al hombre de los animales inferiores.

Monarca: s. Es la persona que se ocupa de reinar. En la Antigüedad, el monarca era el único amo, como lo indicar la procedencia de la palabra y como se instruyeron, a costa de si mismos, muchos súbditos. En Rusia y Oriente, el Monarca todavía retiene una inmensa autoridad en los asuntos públicos y en el destino final de las cabezas humanas, pero en Occidente la administración pública corre por cuenta de los ministros, mientras el monarca cavila sobre el destino de su propia cabeza.

Monseñor: s. Alto título eclesiástico, en cuyas ventajas no reparó el fundador de nuestra religión.

BWAHAHAHAAAHA!

Diccionario del diablo - K / L (Bierce)

Korán: s. Libro que los mahometanos creen neciamente que fue escrito por inspiración divina, pero que los cristianos consideran una impostura perversa, contraria a las Sagradas Escrituras.

Libertad: s. Uno de los bienes más bellos de la Imaginación, que permite evitar cinco o seis entre los infinitos procedimientos de sujeción con que se ejerce por la autoridad. Condición política de la que cada nación cree tener un virtual monopolio. Independencia. La distinción entre libertad e independencia es más bien vaga; los naturalistas no han encontrado especímenes vivos de ninguna de las dos.

Lobisón: s. Lobo que fue alguna vez, o es a veces, un hombre. Todos los lobisones tienen un carácter maligno, puesto que han tomado una forma bestial para compensa un apetito bestial; pero algunos, transfigurados por artes de brujería, son tan humanos como lo permite su gusto por la carne humana.
En cierta oportunidad, unos campesinos bávaros capturaron un lobo, lo ataron por la cola a un poste y como era de noche, se fueron a dormir A la mañana siguiente, el lobo había desaparecido. Muy confusos, consultaron al cura local, quien les sugirió que el cautivo era innegablemente un lobisón, y que había reasumido su forma humana durante la noche.
-La próxima vez que atrapéis un lobo-dijo el buen hombre-sujetadlo por la pata, y a la mañana siguiente sin duda encontrareis un luterano.

Lord: s. En la sociedad norteamericana, turista ingles de rango superior al de un viajante de comercio. La palabra “Lord” que significa señor, se usa también a veces como titulo del Supremo Hacedor; pero en esto prima la lisonja sobre la reverencia.
BWAHAHAHAAAHA!

jueves, enero 26, 2012

Diccionario del diablo - I / J (Bierce)

Incubo: s. Miembro de una raza de demonios extraordinarios obscenos que han conocido mejores noches, aunque no están del todo extinguidos. Para obtener un detalle completo de las “incubi” y los “succubi” (y también de los “incubae” y los “succubae”), se debería consultar el “Liber Demonorum” de Protassus. (París, 1328), donde hay una infinidad de curiosas informaciones que estarían fuera de lugar en un diccionario designado a servir de texto en las escuelas públicas.
Víctor Hugo relata que en las Islas del Canal de Mancha, el propio Satanás (tentado por la belleza de las mujeres más allí que en otros sitios) suele convertirse en un demonio que tiene relaciones carnales con las mujeres, con gran alarma y escándalo para estas buenas señoras que, en general, quieren ser fieles a sus votos matrimoniales. Cierta dama acudo al párroco para preguntarle como podría, en la oscuridad, distinguir al intruso de su propio esposo. El santo varón le aconsejo tocarle la frente para ver si llevaba cuernos; Hugo es lo bastante descortés como para insinuar sus dudas sobre la eficacia del método.

Infiel: adj y s. En Nueva York, se dice del que no cree en la religión cristiana; en Constantinopla, del que cree. Especie de pillo que adecuadamente no reverencia ni mantiene a teólogos, eclesiásticos, papas, pastores, canónigos, monjes, mollahs, vudús, hierofantes, prelados, obíes, abates, monjas, misioneros, exhortadores, diáconos, frailes, hadjis, altos sacerdotes, muecines, brahmanes, hechiceros, confesores, eminencias, presbíteros, primados, prebendarios, peregrinos, profetas, imanes, beneficiarios, clérigos, vicarios, arzobispos, obispos, priores, predicadores, padres, abadesas, calógeros, monjes mendicantes, curas, patriarcas, bonzos, santones, canonesas, residenciarios, diocesanos, subdiáconos, diáconos rurales, abdalas, vendedores de hechizos, archidiáconos, jerarcas, capitularios, sheiks, talapoins, postulantes, escribas, gurús, chantres, bedeles, faquires, sacristanes, reverendos, revivalistas, cenobitas, capellanes, mudjoes, lectores, novicios, vicarios, pastores, rabís, ulemas, lamas, derviches, rectores, cardenales, prioresas, sufragantes, acólitos, párrocos, sufíes, muftis y pumpums.

Irreligión: s. La más importantes entre las grandes creencias de este mundo.

Justicia: s. Articulo más o menos fraudulento que el Estado vende al ciudadano a cambio de su lealtad, sus impuestos y sus servicios personales.
BWAHAHAHAAAHA!

miércoles, enero 25, 2012

Diccionario del diablo - H (Bierce)

Hábitos sacerdotales: s. pl. Traje abigarrado que usan los payasos de la Corte Celestial.

Hada: s. Ser de apariencias diversas y variados dones, que antiguamente habitaba los prados y los bosques. Tenía hábitos nocturnos y gustaba de la danza y del robo de niños. En la actualidad, los naturalistas sostienen que las hadas se han extinguido, aunque un clérigo anglicano, al atravesar un parque después de cenar con el dueño de un castillo, vio tres de ellas en las proximidades de Colchester, en 1855. El acto lo atemorizó de tal modo, que solo pudo hacer un incoherente relato. En 1807, una banda de hadas visitó un bosque, cerca de Aix, y se llevó a la hija de un campesino que había entrado allí con un atado de ropa. Para la misma época desapareció el hijo de un adinerado burgués, aunque más tarde regresó. Había presenciado el rapto y por lo tanto perseguido por las hadas. Justinian Gaux, escritor del siglo XIV, asegura que el poder de transformación de las hadas es tan grande que en cierta oportunidad observó como una de ellas se convertía en dos ejércitos rivales que libraban una batalla sangrienta; al día siguiente, cuando el hada recuperó su forma original y se marchó, quedaron sobre el terreno setecientos cadáveres que debieron enterrar los campesinos. No aclara si alguno de los heridos sobrevivió. En tiempo de Enrique III de Inglaterra, se promulgó una ley que condenaba a muerte a quien “matare, hiriere o mutilare” un hada. Esa ley fue universalmente acatada.

Hades: s. El mundo inferior; residencia de los espíritus difuntos; lugar donde viven los muertos. En la Antigüedad, muchos de los hombres más respetables vivían allí con comodidad, ya que no era sinónimo del infierno. En realidad hasta las Campos Elíseos eran parte del Hades, aunque más tarde se mudaron a París. En los tiempos en que la versión jacobina del Nuevo Testamento estaba en una fase de evolución, la mayoría de los compasivos sabios ocupados en la obra insistieron en traducir la palabra griega ALBAS como “infierno”; pero un escrupuloso miembro de la minoría se apoderó secretamente de las actas y tachó la discutible palabra donde la encontró. En la reunión siguiente, el obispo de Salisbury, revisando la obra, se paró de un salto exclamando con extrema excitación: “Señores, alguien ha prohibido el infierno!”. Años más tarde, el prelado pudo morir en paz sabiendo que (con la ayuda de la providencia) había realizado un aporte útil e inmortal al inglés cotidiano.

Harmonistas: s. Se trata de una secta de protestantes, ahora extinguidos, que llegaron a Europa a comienzos del siglo XVIII, y que se distinguieron por la crueldad de sus discusiones y desacuerdos internos.

Hidra: s. Animal que en los antiguos catálogos figura bajo muchos encabezamientos.

Hipogrifo: s. Animal que en nuestros días se encuentra extinguido y que era mitad caballo y mitad grifo. Asimismo, el grifo era un animal compuesto, mitad león y mitad águila. Por lo tanto, el hipogrifo, solo era un cuarto de águila, o sea, dos dólares con cincuentas céntimos en oro. El estudio de la zoología está lleno de sorpresas.
BWAHAHAHAAAHA!

Diccionario del diablo - G (Bierce)

Gárgola: s. Desagüe saliente de los tejados en los edificios medievales, que por lo general tiene la grotesca forma de una caricatura del enemigo personal del arquitecto o del mismo propietario. Todo esto ocurría particularmente en las iglesias y edificios eclesiásticos, cuyas gárgolas ofrecían una verdadera “galería de delincuentes” formada por los herejes y disidentes locales. Asi mismo algunas veces, cuando un nuevo canónigo o concilio entraba en funciones, las viejas gárgolas eran reemplazadas por otras, más estrechamente relacionadas con los resentimientos privados de los nuevos titulares.

Gnóstico: s. Miembro de una secta de filosófos que trataron de unir a los antiguos cristianos con los platónicos. Los primeros no quisieron entrar en diálogo, y la combinación falló, con gran disgusto de los promotores.

Gobierno Monárquico: s. Gobierno.
BWAHAHAHAAAHA!

martes, enero 24, 2012

Diccionario del diablo - F (Bierce)

Fanático: adj. El que sostiene obstinadamente y con vehemencia una opinión que no es la nuestra.

Fantasma: s. Signo exterior y etéreo de un temor interior. Heine menciona una ingeniosa teoría con el propósito de explicar el comportamiento inusitado de los fantasmas. Según esta, nos temen tanto como nosotros a ellos. Aunque yo diría que no tanto, a estimar por las tablas comparativas que he podido reunir a partir de mi experiencia personal.
Al creer en los fantasmas, nos encontramos con un obstáculo insalvable. El fantasma jamás se presenta desnudo: aparece, ya sea envuelto en su sábana, o bien con las ropas que usaba en vida. Creer en ellos, pues, equivale a aceptar que los muertos no solo se hacen visibles cuando ya no queda nada de ellos, sino que los productos textiles gozan de la misma facultad. Ahora bien, suponiendo que la tuvieran, ¿con que fin la ejercerían? ¿Por qué no se da el caso de que un traje camine solo sin un fantasma dentro? Son preguntas representativas, que calan profundo y se aferran agitadamente a las raíces mismas de este floreciente credo.

Fe: s. Creer sin tener suficientes pruebas en lo que nos manifiesta alguien sin tener algún fundamento, sobre cosas que no tienen equivalente.

Filisteo: s. Aquel cuya imaginación es producto de su medio, y sus pensamientos y sentimientos siguen el ritmo dictado por la moda. Algunas veces es culto, a menudo próspero, generalmente limpio y siempre solemne.

Folklore: s. sabiduría popular que incluye mitos y supersticiones. En la obra de Baring-Gould, “Curiosos mitos de la Edad Media”, el lector hallará el camino seguido por muchos de ellos, atravesando distintos pueblos, y en líneas convergentes hacia un origen común en la remota antigüedad. Uno de los habituales y antiguos de esos mitos es el de “Alí babá y los Cuarenta Rockefellers”.

Futuro: s. Época en que nuestros asuntos prosperan, nuestros amigos son leales y nuestras felicidad está asegurada.
BWAHAHAHAAAHA!

jueves, enero 19, 2012

Diccionario del diablo - E (Bierce)

Eliseo: s. país imaginario y seductor que los antiguos torpemente creían habitado por las almas de los buenos. Esta ridícula y maliciosa fábula fue echada de la superficie terrestre por los primeros cristianos: ¡que sus almas sean felices en el Cielo!

Ermitaño: s. El que no ejerce en sociedad ni sus vicios ni sus locuras.

Escrituras: s. Los libros sagrados de nuestra bendita religión, por oposición a los falsos y profanos escritos en que se fundan todas las otras religiones.

Esotérico: adj. Particularmente recóndito y consumadamente oculto. Las antiguas filosofías eran de dos clases a saber: "exotéricas", aquellas que los propios filósofos podían entender en parte, y "esotéricas", o sea, las que nadie podía comprender. Estas últimas son las que más profundamente han afectado el pensamiento moderno y las que mayor aceptación han tenido en nuestro tiempo.

Eucaristía: s. Para la secta religiosa de los Teófagos es una fiesta sagrada. Una vez, en esta hermandad se inició una infortunada discusión sobre que debían comer. Dicha controversia ha causado ya la muerte a más de quinientas mil personas; lamentablemente la cuestión aun no se ha aclarado.

Evangelista: s. Individuo portador de buenas nuevas, generalmente (en sentido religioso) las que garantizan nuestra salvación, pero la condenación del prójimo.

Exhortar: v. t. En materia religiosa, poner la conciencia de otro en el asador y dorarla hasta que comience a manifestarse su incomodidad en un tono bronceado como el de la nuez.
BWAHAHAHAAAHA!

martes, enero 17, 2012

Diccionario del diablo - D (Bierce)


Datario: Dignatario de alto rango de la Iglesia Católica Romana, cuya función más importante es la de estampar sobre los documentos pontificios las palabras “Datum Romae”. Goza por ello de un sueldo principesco y de la amistad de Dios.

Devoción: s. Devoción por el Ser Supremo, fundada en su supuesta similitud con el hombre.

Diccionario: s. Artificio literario que con perversión paraliza el desarrollo de una lengua, y le quita conjuntamente soltura y elasticidad. Sin embargo, el presente diccionario es una obra útil.

Diluvio: s. Entre los experimentois de bautismo, el primero y más notable, lavó todos los pecados (y a los pecadores) del mundo.

Dragón: s. Soldado que un el arrojo y la calma en proporciones iguales, avanza a pie y huye a caballo.

Druidas: s. Sacerdotes que no despreciaban la humilede ofrenda del sacrificio humano que pertenecían a la antigua religión celtica. Actualmente se sabe muy poco sobre los druidas y sobre su fe. Plinio dice acerca de su religiónque procede de las islas británicas, y se extendió hacia el este hasta Persia. César afirmaba que los que deseaban estudiar sus misterios se debían dirigir a Britania. El propio César fue a ese lugar, pero no parece haber obtenido una posición muy elevada en la Iglesia Druídica, a pesar de su talento en materia de sacrificios humanos.
BWAHAHAHAAAHA!

jueves, enero 12, 2012

Diccionario del diablo - C (Bierce)


Caaba: s. Piedra de gran tamaño ofrecida por el arcángel Gabriel al patriarca Abraham, que se conserva en la Meca. Es posible que el patriarca le haya pedido al arcángel, un pedazo de pan.

Cenobita: s. Hombre que piadosamente se encierra a meditar sobre el pecado, y que para poder mantenerlo fresco en la memoria, se une a una comunidad de atroces pecadores.

Centauro: s- Dícese de los miembros de una raza de personasque vivió antes que la división del trabajo alcanzara su actual grado de diferenciación, y que obedecían a la antigua máxima económica “A cada hombre su propio caballo”. El mejor fue Quirón, que unía la sabiduría y las virtudes del caballo con la celeridad del hombre.

Cerbero: s. El perro guardián del Hades, que preservaba su entrada, nadie sabe contra quien, ya que todo el mundo más tarde o más temprano, debía traspasarla, aunque en realidad nadie deseaba hacerlo. Es bien sabido que Cerbero tuvo tres cabezas , pero algunos poetas le atribuyeron hasta un centenar. El profesor Graybill, cuyo docto y profundo conocimiento del griego da a su opinión un peso enorme, ha promediado todas esas cantidades, llegando a la conclusión de que Cerbero tuvo veintisiete cabezas; reflexión que hubiese sido decisiva si el profesor Graybill hubiese sabido a) algo de perros y b) algo de aritmética.

Clerigo: s. Hombre que se ocupa de administrar nuestros negocios espirituales, como método de beneficiar sus propios negocios temporales.

Clío: s. Una de las Nuevas Musas. Clío tenía como función presidir la historia. Lo hizo dignamente. La mayoría de los más prominentes ciudadanos de Atena ocuparon asientos en el estrado cuando hablaban los señores Jenofonte, Herodoto y otros oradores notorios.

Convento: s. Lugar de retiro donde se recluyen las mujeres que desean tener tiempo libre para meditar sobre el vicio de la pereza.

Cristiano: s. Individuo que cree que el Nuevo Testamento es un libro de iluminación divina que reconoce admirablemente las necesidades espirituales de su vecino. Todo aquel que sigue las enseñanzas de Cristo en la medida que no sean incompatibles con una existencia de pecado.

Cruz: s. Símbolo religioso de la Antigüedad, cuyo significado, erróneamente se atribuye al acontecimiento más solemne de la historia de la Cristiandad, pero realmente es anterior en milenios. Muchos lo han visto idéntica a la “crux ansala” del viejo culto fálico, pero su principio se ha observado mucho más lejos, hasta los ritos de los pueblos primitivos. En la actualidad, poseemos la Cruz Blanca, símbolo de castidad, y la Cruz Roja, emblema de clemente imparcialidad en tiempos de guerra.

Cupido: s. Llamado dios del amor. Es la bastarda creación de una bárbara fantasía que fue condenada innegablemente a la mitología para que purgara los pecados de sus dioses. De todos los pensamientos que carecen de belleza y de verdad, este es el más absurdo y ofensivo. La simple genialidad de personificar al amor sexual mediante un bebé semiasexuado, de comparar con flechazos los dolores de la pasión, de introducir en el arte a ese gordito para hacer carne el sutil espíritu y la sugestión de una obra, todo esto es merecedor de una época que, inmediatamente después de darlo a luz, lo abandonó en el umbral de la posteridad.
BWAHAHAHAAAHA!

domingo, enero 08, 2012

Diccionario del diablo - B (Bierce)


Baal: s. Antigua deidad que bajo distintos nombres fue muy venerada. Copmo Baal era popular entre los fenicios; como Belus o Bel tuvo la distinción de ser servido por el sacerdote Berosus, quiene scribió la célebre crónica del Diluvio; como Babel, contó con una torre creada parcialmente a su gloria, en la llanura de Shinar. De Babel deriva la expresión "bbla, bla, bla". Cualquiera sea el nombre con que se lo adora, Baal es el dios Sol. Como Belzebú, es el dios de las moscas, que son engendradas en el agua estancada por los rayos solares.

Baco: s. Práctica deidad inventada por los antiguos como excusa para emborracharse.

Basilisco: s. Cocatriz. Especie de serpiente que es empollada en el huevo de un gallo. El basilisco tenía mal ojo y su mirada era fatal. Muchos infieles niegan la existencia de este ser, mientras se afiorma que Semprello Aurator vio y tuvo en sus manos uno que había sido cegado por un rayo cuando había contemplado fatalmente a una dama de alcurnia a quien Júpiter amaba. La vista del reptil fue devuelta más tarde por Juno, quien lo escondió en una cueva. Nada está tan fehacientemente atestiguado por los antiguos como la existencia del basilisco pero los gallos han dejado de ponerlos.

Bautismo: s. Rito sagrado que posee tal eficacia que aquella persona que entra en el cielo sin haberlo recibido, será desdichado por toda la eternidad. Se realiza con agua. Y hay dos métodos: por inmersión o zambullida, y por aspersión o salpicadura. Si la inmersión es mejor que la aspersión, es algo que los inmersos y los asperjados deben determinar consultando a la Biblia y cotejando sus respectivos resfríos.

Belladona: s. En italiano, hermosa mujer; en inglés, veneno mortal. Importante ejemplo de la semejanza esencial de ambos idiomas.

Bestia: s. Miembro reinante de la dinastía, en las letras y la vida. La tribu de los Bestias llegó con Adán, e infestó el mundo habitable ya que era numerosa y fuerte. El secreto de su poder estriba en su insensibilidad a los golpes; basta hacerles cosquillas con una vara para que se rían con una necia verdad. Primitivamente los Bestias procedían de Beocia, de donde fueron desalojados por el hambre, pues su estupidez esterilizó las cosechas. Durante algunos siglos infestaron Filistea, y por eso hoy, a muchos de ellos se les llama filisteos. Durante las Cruzadas, época realmente turbulenta, salieron de allí y gradualmente se extendieron por Europa, ocupando casi todos los altos puestos de la política, el arte, la literatura, la ciencia y la teología. Desde que un pelotón de Bestias llegó a Norteamérica en el Mayllower, junto con los Padres Peregrinos, su proliferación ha sido rápida y constante, gracias a los nacimientos, inmigraciones y conversiones. Según las estadísticas más dignas de crédito, el número de Bestias adultos en los Estados Unidos es apenas menor de treinta millones, incluyendo a los estadistas. El centro intelectual de la raza está en Peoria, Illinois, pero el Besttia de Nueva Inglaterra es el más escandalosamente moral.

Brahma: s. Creador de los hindúes, que son cuidados por Vishnu y destruidos por Siva; división del trabajo más escrupulosa que la que encontramos en las divinidades de otras naciones. Por ejemplo, los abracadabrenses, son creados por el pecado, mantenidos por el Robo y destruidos por la Locura. Los sacerdotes de Brahma, como los de Abracadabra, son hombres santos y sabios, que jamás incurren en una maldad.

Bruja: s.Mujer repulsiva y fea que vive en perversa alianza con el demonio. // Hermosa y joven muchacha que vive en perversa alianza con el demonio.

Brujería: s. Arquetipo antiguo de la influencia política. Sin embargo, gozaba de menos prestigio, y era castigada muchas veces como la tortura y la muerte. Cuenta Augustine Nicholas que un pobre campesino a quien habían acusado de brujería fue sometido a tortura para que confesara. Tras los primeros castigos, el pobre admitió su culpa, pero preguntó inocentemente a sus verdugos si no era posible ser un brujo sin saberlo.
BWAHAHAHAAAHA!

viernes, enero 06, 2012

Diccionario del diablo - A (Ambrose Bierce)


Adivinación: s. Arte de desembrollar lo oculto. Hay tantas clases de adivinación como las diversidades exhuberantes del lerdo florido y del bobo precoz.

Adoración: s. Aseveración que da el Homo Creatore de loa sólida construcción y el distinguido acabado del Deus Creatus. Forma popular del desprecio que encierra un fundamento de orgullo.

Alá: s. Supremo Ser Mahometano, que se opone ineludiblemente al Supremo Ser Cristiano, Judio, etc.

Apóstata: s. Sanguijuela que luego de penetrar en el caparazón de una tortuga y descubrir que hace mucho que está muerta., juzga oportuno adherirse a una nueva tortuga.

Arzobispo: s. Representante eclesiastico un punto más santo que el propio obispo.

Averno: s. Lago por el cual los antiguos entraban en las regiones infernales. El sabio Marcus Ansello Scrutator sostiene que de ahí deriva el rito cristiano del bautismo por inmersión. Lactancio, sin embargo, ha expuesto que esto es un error.
BWAHAHAHAAAHA!

martes, enero 03, 2012

El cielo se equivocó.

Estaba un jorobado en la iglesia y escuchó al padre que dijo que todos lo hijos de Dios estaban hechos a su semejanza, y el jorobado se levantó y dijo:
-¡Y yo qué soy! ¿Un experimento?-
BWAHAHAHAAAHA!